viernes, 13 de agosto de 2010

REMEDIOS CASEROS PARA CURAR.

Antiguamente, se acudía a la naturaleza, para curar, o aliviar algunas enfermedades.

Las infusiones de hierbas, las cataplasmas, etc... Cumplian un efecto, cuando no curativo, si una acción placebo que ayudaba a la recuperación, o como poco al alivio de los síntomas, hasta que se podía acudir al médico, cosa que solo se hacía en caso de estricta necesidad.

Algunos de estos remedios son:

-"Salvau" caliente que se colocaba en una media y se ponía en el cuello para aliviar las anginas.

-Cataplasma de malvas caliente, para el pecho.

-Ontina en infusión para calmar el estómago (caliente es emética, y fría calmante) Fría se utilizaba para lavar los ojos, en una copa especial de forma ovalada llamada pocillo.

-Gotas de aceite templado, para el dolor de oídos, o unas gotas de leche de una madre lactante. Bueno, por lo menos estas ultimas estarían estériles.

-Para el dolor de muelas, se usaba nitrato de plata, que se guardaba entre algodones, en una cajita de metal. En algunos sitios de la provincia, (por ejemplo en Huesca) se dice que si llevas una ooteca de mantis religiosa, no te doleran las muelas.

-Una llave de las de antes, para los orzuelos, o, un aro con lo que se frotaba el orzuelo, hasta que este desaparecía (varios días)

-Para las verrugas, había distintos tratamientos:Se ponían tantas hojas (no recuerdo de que) como verrugas tenia la persona y se escondían. La persona aquejada, no debía saberlo, y confome se secaban las hojas, lo hacían también las verrugas. Se usaba también, la secreción lechosa de los higos, con la que se frotaban.Por lo visto las babas de caracol también hacían su efecto beneficioso( que adelantados) Ahora se usan como tratamiento de belleza, super especializado.

-Leche con miel, para la garganta, y para la misma dolencia, vino caliente con miel y limón.

-Comer un ajo crudo en ayunas para el reúma.

-Novena de yemas batidas, con azúcar y vino rancio, para la anemia. Entre esto y el pan con vino, que te daban para la merienda, no se como no pillábamos más cuelgues que con el botellón.

-Cataplasmas de cebolla caliente puestas en el pecho, para la congestión pulmonar.

-Membrillo crudo, para la diarrea.

-Una perra gorda haciendo presión en la frente para que no te saliera un "bollo" cuando te caías un "tozolón"

-Para las picaduras de avispas y abejas, se ponian compresas de amoniaco, eso, si estabas en casa, porque, si estabas fuera te ponian una "cataplasma" de barro. Muy higienico no parece, pero debía de hacer algún efecto antiinflamatorio , o similar.

-Los partos los atendían las "comadronas"La última que se recuerda, es la señora Isabel de "casa Gila" Tambien había una casa conocida como "Casa la comadre"que recuerda el trabajo que realizaba, la dueña de la casa
Más tarde ya eran los practicantes los que asistian los partos
Seguro que hay muchas más "recetas" que yo no conozco, o no recuerdo. Pero como siempre os digo, me las podéis mandar y las publicare con vuestro nombre, o de forma anónima si así lo queréis.

Fotografía 1: antiguo médico (de los que practicaban con las cataplasmas)

Fotografia 2: ooteca de mantis religiosa.

3 comentarios:

  1. Marisa López Cancer29 septiembre, 2010

    Un excelente trabajo Blanca, ánimo y sigue con este blog tan interesante. Un abrazo de Marisa López Cancer.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de descubrir el blog y me parece un trabajo fantastico.
    Espero que continue.
    Un saludo de un oscense en America!

    Jorge

    ResponderEliminar
  3. Es bueno saber que existen alternativas económicas y que además no producen efectos secundarios para tratar esta clase aflicciones. Muchas gracias por compartir la información.

    ResponderEliminar